Columna para Cebrián

“Hoy me quejo a Cebrián de que la edición internacional de El País no haya publicado hasta ahora UNA sola línea del caso de Susana Villarán. Está bien que su corresponsal Jackie Fowks sea rojimia…”.

Aldo Mariátegui

Para el CADE ha venido Juan Luis Cebrián, el mandamás por décadas (se retira este diciembre) del relevante diario español El País. Yo estudié (entré en el quinto lugar y por eso me becaron) en el máster de Periodismo de ese medio (por más que el decano Max Obregón Rossi del fantasmal CPP lo oculte cuando me ataca) y practiqué en el diario económico 5 Días, también de El País, cuando el excéntrico, pero muy reputado argentino Ernesto Ekaizer era el director y el gruñón y brillante Jesús Mota era subdirector (aguantabas sus gritos de oso molesto con hasta alegría, porque te enseñaba una enormidad). Estuve en la época de oro del máster, con luminarias como el casi lexicógrafo Alex Grijelmo (lástima que solo iba cuando quería), el intelectual Juanito Cruz, el fotógrafo Raúl Cancio, el internacionalista M.A. Bastenier (¡un personaje!), el diseñador Enrique Palacios, el economista Andreu Missé, una pareja de estupendos profesores de radio (sus nombres se me escapan) y al mejor de todos: el malgeniado resentido social Ángel Santa Cruz, un maestro de lujo (no podía creer que yo fuera nieto de JCM). Tal como me pasó con la PUCP, allí me encontré con un lugar de estudios caviarazo (socialistas europeos), ideológicamente muy lejano a este eterno thatcheriano. Pero SIEMPRE se nos inculcó publicar TODO lo que sea cierto y relevante. Por eso hoy me quejo a Cebrián de que la edición internacional de El País no haya publicado hasta ahora UNA sola línea del caso de Susana Villarán. Está bien que su corresponsal Jackie Fowks sea rojimia o que sus columnistas Gustavo Gorriti y DGS sean de izquierda, pero ya esto es muy escandaloso, porque cualquier cosa que sea Keiko, Alan, Castañeda o alguien no izquierdista es hasta portada. NO al doble rasero: El País NO se merece eso.

Deja un comentario