Sucedio una vez, repitámosla aquí

SUCEDIO UNA VEZ, REPITAMOSLA AQUI

Menciono los hechos -de hace ya varias décadas- que se viven en Quebec, Canadá, donde actualmente resido. La provincia canadiense de Quebec, equivale a un departamento o Región del Perú, pero su organización funcional es muy diferente, en cuanto a su estructura política. Quebec tiene una extensión territorial equivalente a una vez y media el Perú, tiene una población que no llega a superar los 8’000 000 de habitantes; en el Perú los habitantes son más de 30’000 000.

Canadá tiene un gobierno Federal, liderado por el Primer Ministro y tiene una Asamblea Federal con Diputados elegidos todos, que dan las leyes para el país. Quebec, como en todas las Provincias de Canadá, tiene una Asamblea Nacional formada por Diputados Provinciales, que son los que dan las leyes para gobernar la Provincia y tiene un Ejecutivo que gobierna con Ministros que son también Diputados y que pertenecen a la misma Asamblea. Para ser Ministro es requisito ser Diputado, el Primer Ministro Provincial lo nombra. Cuando se reune la Asamblea se presentan los Ministros para justificar y explicar sus actividades, cuando son requeridos por los Diputados de la oposición.

En Perú, cuando se creó Electroperu, fue en esa misma época la creación de Hydro Quebec, compañía de electricidad de Estado, de la Provincia de Quebec. Hoy día, después de casi medio siglo, Hydro Quebec ha desarrollado una capacidad de 44 veces la de Electroperu, gracias al apoyo del Estado, que controla, de manera permanente, la función responsable de la empresa eléctrica. Hoy día, Hydro Quebec exporta electricidad a tres Provincias vecinas de Canadá y a 3 Estados de los Estados Unidos de América. Hydro Quebec, cada año, entrega como utilidad, la suma que oscila entre 3 y 4 mil millones de dólares, a la Provincia de Quebec, después de pagar impuestos sea a la Provincia de Quebec, que al Federal de Canadá. Este importante monto ayuda a la educación y a la salud de los 8 millones de habitantes, cuya atención a la salud es gratuita; basta tener un carnet de identidad, para ser atendido en hospitales y clínicas privadas.

Si en el Perú, se hubiera hecho lo mismo con Electroperu, ahora se podría construir un Complejo Hidroeléctrico del Mantaro, cada año, o sea que -hoy- habríamos electrificado casi toda Sudamérica. Tenemos agua y desniveles -desaprovechados- para producir electricidad y cubrir las necesidades del Continente Sudamericano. Daríamos trabajo a muchos millares de personas, de darles capacidad económica, para mantener a sus familias. Exportaríamos.
Las autoridades actuales del país tienen la posibilidad de gestionar lo necesario para construir un mejor futuro para el Perú. Tenemos recursos humanos para cambiar nuestra realidad y medios empresariales, para producir y generar riqueza.
Quebec, antes, también estuvo en crisis económica, no había producción industrial; después de muchos años, ha desarrollado su potencial y continúa produciendo electricidad, vendiéndola, ayudando al desarrollo e impulsando su industria. Quebec, gracias a la decisión de su ex Primer Ministro, Robert Bourassa, un abogado -que impulsó la construcción de centrales hidroeléctricas, en el norte de la Provincia- hoy disfruta grandemente de los ingresos económicos que se generan.
Hago presente que nosotros también disponemos de agua, sea en occidente que en oriente y dados los desniveles aprovechables desde los 4000 metros de altitud, podemos producir más electricidad que Quebec, para desarrollos agripecuarios y pesqueros, en los territorios de variedad climática, podemos crear pesca continental y en el Océano Pacífico.

Se debe requerir la construcción de embalses con diferente tipo de represas y tamaños, según las condiciones geológicas de los terrenos, su impermeabilidad, su estructura, dadas las condiciones sísmicas. La variedad de climas benignos nos permiten hacer agricultura todo el año, para tener permanentemente una gran variedad de productos. Necesitamos recrear también la vocación forestal, aprovechando las varias especies y climas que nos permitan, también, de exportar.

En el Perú faltan las leyes que promuevan las iniciativas de los ciudadanos, que sean capaces y puedan devolver el dinero prestado por el Estado, para generar actividades empresariales. Que la fiebre actual del fútbol, nos sirva para tener el impulso que nos ayude y contagie a lograr nuestro verdadero desarrollo.

Se pueden asignar a las Regiones montos iniciales que tengan como objetivo principal la generación de riqueza. Inspirémonos, haciendo proyectos pilotos por Región, que creen trabajo, repitamos lo que hizo Robert Bourassa en Quebec.

Muy atentamente
Carlos Zumarán Calderón, ing
Montreal, 15 de junio 2018 Para ti que me lees, Feliz Día del Padre
001 (514) 506 4575 celular (whatsapp)
carlos.zumaran39@gmail.com

Deja un comentario