9.60. CMLP LX – 2004/06

CMLP LX- 2004 / 2006: “La Compañía Shaolin”
El día sábado 21 de marzo del año 2004 ingresó al glorioso y emblemático Colegio Militar Leoncio Prado la LX promoción, y desde aquel día se materializó una hermandad impenetrable e infinita entre sus integrantes.

En ese entonces estaba como Director el Coronel Jorge Vega Yañez y como primer Jefe de Compañía tuvimos al Capitán de Infantería Luis Enrique Torres Elera; como instructores Jefes de Sección conocimos a los Técnicos y Sub Oficiales que describimos en el siguiente orden; la primera sección estaba a cargo del Técnico de Primera Alejandro Salazar Burga, la segunda a cargo del Técnico Luis Orlando Gonti Castro, la tercera a cargo del Técnico Nabor Ponte Martínez, la cuarta a cargo del Sub Oficial Manuel Meza Espinoza, la quinta a cargo del Sub Oficial Hugo Catacora Cama y la sexta estaba a cargo del Sub Oficial Gustavo Mayta Flores.

Durante nuestra estadía en el CMLP pudimos experimentar los años maravillosos, en todo momento convivíamos con muchos retos, acostumbrarnos a nuestra nueva vida era el principal. En aquel entonces nuestra promoción albergó seres humanos de todas las sangres, provenientes de diferentes partes del país, adolecentes que tenían como objetivo fortalecer su disciplina sobre la base de la moralidad y el trabajo, así empezó nuestra vida de cadetes en el Colegio Militar, así empezamos a forjar nuestro camino y nuestro carácter.

En una oportunidad nos visitó el Nobel de Literatura Mario Vargas llosa, llegó al colegio de improviso y pidió conversar con nosotros los cadetes de tercer año. Nos contó un poco de su vida y sobre todo sus experiencias en el Colegio Militar, asimismo; explicó cómo esas experiencias le sirvieron para inspirar su laureada novela “La Ciudad y Los Perros” publicada en 1962.

Así transcurrían los años maravillosos del CMLP, momentos inolvidables que recordamos con nostalgia, anécdotas que sin duda nos emocionan, como la ocurrida en la Olimpiadas Leonciopradinas del año 2004 cuando la barra que alentaba a nuestra promoción desafió sarcásticamente a la barra de las vacas del colegio conformada por la LVIII Promoción, ese episodio desencadenó lo que denominamos nosotros los Leonciopradinos como masacre, esto consistía en sanciones de rigor compuesta por esfuerzos físicos, sanciones comandadas por el entonces Brigadier General del Colegio Militar el Cadete de Quinto año Dicson Sedric Tocto Jaimes, aquella noche en toda La Perla del Callao se escuchaban nuestros rugidos, dimos más de 25 vueltas al estadio, formamos en plantón, realizamos planchas, canguros, polichinelas y rotamos además por todas las instalaciones del CMLP incluida La Siberia, eso se conocía como la vuelta al mundo.

En el año 2005 llegó como Director del colegio el Coronel José Luis Sanguinetti Smith, y con él llegó nuestro nuevo Jefe de Compañía el entonces Capitán de Infantería Hinder José Quijano Jaramillo, entrañable amigo que nos acompañó y dirigió por el periodo de dos años consecutivos; en aquel año se incorporaron además como Jefes de Sección el entonces Teniente de Infantería Percy Pretel Chávez, el Técnico José Luis Cornejo Valladolid y el Sub Oficial Mauro Sulcaray Barrientos.

El Capitán Hinder Quijano colaboró enormemente en nuestra formación, nos acompañaba las 24 horas del día, comandaba con el ejemplo, tenía carácter y se ganó el respeto de todos, incluidos los demás oficiales que comandaban el batallón de cadetes, con Quijano a viva voz recitábamos nuestro lema:

“Me dirijo a ti señor
Para pedirte sólo a ti
Lo que jamás te pedí
Dame fortaleza y valor
Porque mi misión es, nunca rendirme
Porque mi destino es, la victoria o la muerte”

Después de recitar nuestro lema, la moral de la promoción se elevaba hasta el cielo, repletos de emoción cumplíamos entonces con todas las actividades e instrucciones impartidas en el colegio.

En el año 2006, llegó como Director el Coronel Richard Pitot Guzmán y se sumaron como Jefes de Sección los entonces Sub Oficiales Luis Enrique Alejos Torres y Clifton Mendoza López, el Coronel Pitot fue el único director de nuestra época que también había pasado por las aulas del CMLP, esa situación constituyó tremenda ayuda para nosotros puesto que era nuestro último año en la institución; en consecuencia, nos encontrábamos a cargo del comando del colegio con los cadetes monitores de nuestra promoción, de modo tal que el Coronel director apoyaba enormemente a nuestra promoción y particularmente a esos notables hermanos encargados de comandar y formar a los cadetes de grados inferiores.

Nuestra promoción experimentó dos marchas de campaña, la primera se desarrolló en quebrada “Cruz del Hueso” al norte de Lima en el año 2005, y la segunda en la base militar “La Tiza” al sur de la capital allá por el año 2006, en ambas campañas aprendimos a cuidarnos como hermanos, de manera que en automático, por uno, rugían todos.

Va nuestra eterna gratitud a nuestro Colegio Militar Leoncio Prado, a sus 75 años de fundación, lo saludamos y le rendimos homenaje con aprecio. Desde estas líneas recordamos y agradecemos también a todos nuestros maestros por contribuir en nuestra formación académica y por enseñarnos además a ser hombres de bien, reiteramos nuestra eterna gratitud para ellos.

Finalmente, manifestamos que nunca nos imaginamos que la hermandad construida durante los años de cadetes sería sin límite, eterna, sólida e inquebrantable; por ello es justo recordar a nuestros hermanos que se adelantaron y partieron al oriente eterno dejando un indescriptible vacío en nuestra promoción, Anthony Fuentes García y José Luis Polo Flores, jamás olvidaremos su esencia, vivirán por siempre en el corazón de la LX Promoción del Colegio Militar Leoncio Prado.

Lima, junio de 2018.

Atentamente,
Gloriosa LX Promoción Superior del Colegio Militar Leoncio Prado
“Tres años de cadetes, hermanos para toda la vida”

Deja un comentario