9.41. CMLP XLI – 1985/87


En el año de 1985, un grupo de adolescentes de 13/15 años de edad en promedio, iniciamos nuestra vida en el glorioso Colegio Militar Leoncio Prado. A partir de ese momento, convivimos tres años, compartimos cuadras, travesuras, anécdotas, sueños a cumplir, tareas que realizar… que seguro, ahora seguimos recordando.

Cuando éramos cadetes de quinto de año, nos dimos cuenta que ya no faltaba nada para terminar, comenzamos a valorar mucho más cada día que pasaba y nos esforzamos para hacer simplemente cada día mejores cadetes, la verdad es que para bien o para mal esos tres años se volvieron una parte de nosotros, una parte que llevamos por el resto de nuestra vida, ya que esta fue una experiencia enriquecedora e inolvidable.

31 años después de dejar las cuadras Leonciopradinas, vivimos nuevos retos… El lograr siempre la superación, el seguir esforzándonos, porque no es fácil esta vida, pero cada uno, poniendo muchas ganas, hacemos la diferencia como buenos leonciopradinos.  Ahora, la nostalgia y nuestro entusiasmo, hace que día a día nos hermanemos más.

Por ello, La promoción XLI 1985-1987, rinde un profundo agradecimiento a nuestro glorioso Colegio Militar Leoncio Prado, a sus maestros, trabajadores, oficiales, suboficiales, personal de servicio, a todos aquellos que nos guiaron y nos enseñaron y nos impusieron a escribir y vivir muchas anécdotas, pero, sobre todo, los valores que recibimos en estos años leonciopradinos.

Sentimos que estamos más unidos que nunca a pesar de que todos tenemos múltiples responsabilidades. Pero sea esta ocasión propicia para renovar el compromiso de estar hermanados y apoyar a que nuestro glorioso Colegio Militar Leoncio Prado, siga creciendo y desarrollando esos valores militares que siempre nos inculcó y el amor a la patria que sembró en nuestros corazones, para que siga siendo forjador de personas de bien que la sociedad espera y reclama.

Finalmente, sólo decirles que: Nunca dejemos de soñar y perseguir nuestros objetivos y seamos esos hombres aguerridos, en que nos forjaron, y que hoy los demostramos con nuestro esfuerzo, por lograr siempre ser los mejores y cuarentaiúnicos por siempre… 

k

Deja un comentario