Ser Leonciopradino es un honor

Julio Cesar Yáñez Tamariz – XXXIV CMLP
Cuando ingrese a nuestra Alma Mater, allá por el año 1977, no pensé en la trascendencia que iba a ocasionar en mi vida profesional.  Siendo integrante de una vasta familia policial, el inicio de mi vida militar fue impactante, frisaba los 13 años de edad, siendo uno de los más chiquillos de la XXXIV Promoción, cuando salir del seno del hogar fue extremo.  Vestir mi primer uniforme militar fue una sensación incalculable, desfilar todos los días por nuestra Avenida principal, era motivo de orgullo.
El tiempo paso, y habiendo iniciado la carrera de las armas como Oficial del Glorioso Ejército, era un trabajo cotidiano vestir nuestro “jirón de la bandera”, y más aún, representar bajo ese uniforme en tanto ceremonia cívico militar, se presentara, incluyendo claro está, el desfile Militar en celebración de nuestra Independencia Nacional, mostrando a la población, nuestra gallardía y fortaleza física, alcanzada por la formación y entrenamiento físico durante mi capacitación.  El representar a una institución en eventos masivos, llena de orgullo a cualquier mortal, que se precia de vestir o haber vestido un uniforme.
Nuestra Asociación Leonciopradina con poco más de 70 años de creación, alberga lo más selecto de los ex cadetes del Colegio Militar Leoncio Prado, y así como su par, la Asociación Guadalupana, son referentes de la sociedad nacional, por las ilustres personalidades que ha entregado para prestigio del país.
Desde connotados escritores, laureados deportistas, políticos de polendas, militares consagrados, policías distinguidos, profesionales probos, así como, periodistas y líderes de opinión, han prestigiado a nuestro Colegio que nos albergó en los mejores momentos de nuestra adolescencia y juventud.
Ser reconocidos por la población por integrar cuadros que pueden, en el futuro cercano, sacar adelante a nuestro país, bajo el Lema: “Disciplina, Moralidad y Trabajo”; de allí la importancia de preservar nuestras tradiciones y costumbres, donde a paso marcial, nuestros connotados hermanos mayores y menores, seguirán desfilando con su tradicional uniforme representativo del saco oscuro, camisa blanca, corbata azul y pantalón gris, cubriendo nuestra testa con la sagrada cristina azul con bordes dorados, con el emblema del CMLP y el número de la promoción que integramos por siempre. Alto el pensamiento!!

Gral. Brig. (R) Julio Cesar Yáñez Tamariz
Director de RRPP ALCMLP

Deja un comentario