La nueva enfermedad que exterminará a la Humanidad

Hoy, después de muchos estudios científicos, por fin se ha dado con el microorganismo productor de la enfermedad que por años ha permanecido en el mundo y que hoy se ha diseminado en una forma exponencial y se ha convertido en una verdadera Pandemia; es decir, que se ha extendido por los cinco continentes del mundo. Pero lamentablemente y como ocurre con estas plagas, las condiciones ambientales como la pobreza y las malas condiciones de vida de los países, donde más ha afectado, es a los países subdesarrollados.
Hablemos pues de esta enfermedad llamada “Corrupción”; este virus está presente desde hace miles de años en el planeta pero hoy y al parecer por los cambios climatológicos y la globalización ha llegado a niveles realmente alarmantes.

Fisiopatología de la enfermedad
Este virus se contagia por vía directa e ingresa al organismo cuando somos muy pequeños durante los primeros 5 años de vida; ingresa por vía Oftálmica y auditiva; cuando un policía detiene el auto en el que vas y este le pide una coima; cuando ves que tienes que pagar para aligerar unos trámites que hacen tus padres; cuando miras en la televisión un programa en donde el engaño es exaltado como una forma de vida; cuando suena el teléfono y te dicen: diles que no estoy. Este es el primer contacto que tenemos con este virus que se aloja inmediatamente en el cerebro e ingresa y se enquista en 4 núcleos cerebrales llamados: justicia, prudencia, fortaleza y templanza; estos núcleos son llamados también los núcleos cerebrales de las virtudes.
Con el tiempo estos núcleos cerebrales empiezan a atrofiarse, siendo reemplazados por unos quistes llamados defectos. Conforme pasan los años este virus empieza a diseminarse por el torrente sanguíneo y se fija en las terminaciones nerviosas de la piel, volviéndola muy sensible sobre todo en los pulpejos de los dedos de la mano.
Con los años este virus aparentemente está inactivo hasta que el hombre entra en contacto con un elemento altamente estimulante del virus para su reproduccióny que se llama “dinero”; este al entrar en contacto con la piel de las manos se activa y empieza a reproducirse aumentando asimismo los niveles de cortisol, que es la hormona del estrés que sale de los riñones, generando gran malestar general; para defenderse, el organismo genera dopamina que es el neurotransmisor de la felicidad,pero esa sensación es confundida por esos núcleos atrofiados de las virtudes y en vez de generar rechazo generan placer.
Esa sí que cada vez que las manos entren en contacto con este elemento llamado dinero se experimentarán sensaciones de bienestar y mientras más contacto se tenga pues podría generar una intoxicación tremenda que hace que la persona manifieste sensaciones de euforia, sudoración y éxtasis. Asimismo y cuando los niveles de Dopamina y Cortisol disminuyen se experimentará una sensación de decaimiento, falta de apetito y mareos.
Este virus se puede confundir con trastornos adictivos por la sintomatología; sin embargo es fácilmente detectable ya que no está asociado ni a alcohol, ni a drogas.Se ha determinado que es fácil controlarlo evitando el contacto directo con el dinero, ya que puede ser reemplazado por tarjetas que lo contienen o papeles con simples números llamados cheques.
Pues bien, esto ocurre con el ser humano, que una vez contagiado y teniendo un alto grado de virulencia en el cuerpo y ya con los núcleos cerebrales de las virtudes atrofiados, cambia su conducta en el trabajo tratando de tomar dosis pequeñas del virus para no tener los síntomas referidos parecidos a la abstinencia; así siendo un simple empleado se conforma con dosis pequeñas del virus y conforme asciende en su trabajo puede darse el lujo de hacer uso de esas tarjetas que tienen más ceros que un billete.
Si esta persona ocupa un cargo mayor sobre todo público, puede hacer uso de aquellos papeles con muchos más ceros para sentirse tranquilo (los Cheques). Esto llevará a que al darse cuenta que su familia también está infectada con este virus agresivo, los haga participes para que no sufran la enfermedad, algo así como vacunarlos cada cierto tiempo para permanecer inmunes a las críticas y a la sociedad.

Epidemiología
Como los recursos son escasos en países pobres, las personas que se encuentran en el poder, es decir los gobernantes, han hecho Programas públicos de Salud para que la población más pobre no entre en contacto con el elemento activador de la enfermedad llamada “dinero” y evita al máximo dárselo. Es así como en los países más pobres esta epidemia alcanza niveles exorbitantes sobre todo en clases altas. Significa que mientras más pobre es un país mayor grado de virulencia de corrupción se tendrá.

Tratamiento
Existe una vacuna que se ha estado utilizando en países desarrollados durante los últimos años llamada “Educación”; los resultados han sido favorables, ya que los niveles de Virulencia Corruptiva se han visto solo en casos aislados. Lamentablemente los costos de dicho Programa de Salud son demasiado elevados; la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha hecho un llamado a los Gobiernos de los países pobres para tomar las medidas del caso; lamentablemente el alto índice de virulencia ha hecho casi imposible todas las medidas sanitarias ya que se vino utilizando una vacuna alternativa que no mata el virus y simplemente lo atenúa o calma; su costo es mucho más barato y de uso fácil como programas de regalar comida a los más pobres y dosis elevadas de “engaño en botellas de agua” donadas por el presidente de turno. Esto solo adormece un poco al virus y hace que la población se mantenga en letargo y acepte cualquier cosa. Esta droga llamada “resignación” está teniendo resultados favorables para los gobernantes, que ante la ola de Corrupción, el pueblo realmente ni cuenta tenga de la gravedad de la enfermedad.

Pronóstico
En países desarrollados, el pronóstico es muy favorable; lamentablemente en los países pobres el pronóstico es reservado; como se ha estudiado, esto empieza en la niñez y lamentablemente el virus ya casi forma parte de la vida de estas personas.

Estudios Recientes
Este virus está mutando y al igual que el VIH, está teniendo una conducta de “retrovirus”; es decir, que está utilizando parte del ADN de nuestras células y las está transformando para ser parte de nuestra genética; todo ello está ocasionando que las nuevas generaciones ya estén naciendo con el virus; o sea, está adquiriendo condiciones de “congénito”; es por ello que se ha visto que las conductas de las personas desde muy tempranas edades sean innatas, como botar basura y hacer sus necesidades en las calles sin ningún síntoma adverso como: vergüenza, pudor y amor propio.

Conclusiones
Como Médico estoy poniendo en alerta a mis colegas y amigos sobre esta grave enfermedad que nuestro País está atravesando; quizás somos el país con más “tuberculosis” y “corrupción” en estos tiempos por este lado del planeta. Las medidas sanitarias en estos dos casos no han tenido buenos resultados últimamente y es por el grado de resistencia de la población; aparentemente esta ligado al sistema Inmunológico; es decir, nuestro sistema de defensa que está muy venido a menos y es gracias al poco o nada desarrollo que traemos desde nuestra infancia de esos núcleos cerebrales, que son los que dieron origen a esta epidemia; esos núcleos cerebrales llamados “Virtudes y Valores”

Dr. Gerardo Bouroncle Mc. Evoy
Médico – Cirujano – Nutriólogo – CMP 31235
Miembro de la Sociedad Peruana de Nutrición
999407720 – 992784801

Deja un comentario