Corazón más sano con chocolate

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde hace ya muchos años, varias investigaciones ya habían relacionado el consumo de chocolate negro con una mejor salud cardiovascular.
¿A cuántos de nosotros nos gusta el chocolate? A mí me encanta. El chocolate tiene un sabor irresistible y actualmente ya se ha demostrado que el chocolate libera endorfinas que te hacen feliz pero, ¿qué pensarías si te digo que el chocolate, además de ser tan delicioso, también protege tu corazón?
Según investigadores británicos, el consumo de chocolate estaría asociado a una incidencia menor de enfermedades cardiovasculares, aunque no hay un reporte que vincule directamente este producto y el estado de las arterias.
Desde hace ya muchos años, varias investigaciones ya habían relacionado el consumo de chocolate negro con una mejor salud cardiovascular, aunque algunos especialistas reconocen que es posible que las personas que consumen más chocolate tengan otros comportamientos que sean beneficiosos para su salud cardiovascular.
Los expertos de la universidad de Aberdeen realizaron una investigación muy extensa para evaluar la relación existente entre el consumo de chocolate y los problemas cardiovasculares. Este equipo científico realizó un estudio prospectivo durante 12 años con 20,951 personas. El estudio, publicado en la prestigiosa revista Heart, incluyó una revisión exhaustiva de una serie de trabajos que fueron publicados en todo el mundo sobre este tema tan polémico, el cual integra datos relativos a 158,000 personas en total.
Mediante este y otros estudios, se ha demostrado que el chocolate es una fuente rica en flavonoides, los cuales ayudan a proteger al corazón frente a las enfermedades cardiovasculares, si bien los investigadores aun no han logrado establecer una relación entre causa y efecto entre el consumo de chocolate y la disminución de los problemas cardiovasculares.
Un matiz de interés es la conclusión, asociada al estudio, de que personas con diabetes u obesidad no se beneficiarían de dicho efecto protector del chocolate frente a las enfermedades cardiovasculares.
En conclusión: el chocolate, además de ser delicioso y muy apreciado a nivel gastronómico, contiene flavonoides, que parecen actuar como protectores frente a las enfermedades cardiovasculares, aunque los investigadores aun no logran establecer una relación directa, causa-efecto, entre el consumo de chocolate y la disminución de enfermedades cardiovasculares.

EL CHOCOLATE NEGRO MEJORA LA CAPACIDAD DE CAMINAR EN PERSONAS CON ENFERMEDAD ARTERIAL
La enfermedad arterial periférica (EAP) afecta a un 15-20% de las personas mayores de 70 años y, por ello, éstos tienen problemas para desplazarse debido a la mala circulación de la sangre hacia sus piernas que les provoca calambres y dolores. Ahora, gracias a un nuevo estudio publicado en la revista Journal of the American HeartAssociation, es posible aplicar un remedio delicioso y sencillo contra este obstáculo: el chocolate negro.
El estudio, llevado a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad de Roma “La Sapienza” (Italia), se basó en un experimento con dos grupos de pacientes con EAP: al primer grupo se les ofreció una porción de chocolate negro antes de realizar un recorrido en una andadora, y al segundo grupo, una porción de chocolate con leche. Los voluntarios fueron 14 hombres y 6 mujeres de poco más de 70 años. Los científicos descubrieron que los sujetos que ingirieron chocolate negro pudieron aumentar levemente el tiempo y la distancia al caminar, a diferencia de los que comieron chocolate con leche.
Concretamente, los participantes del grupo que iban a comer chocolate negro, tuvieron que caminar sobre una máquina andadora, primero sin haber ingerido chocolate, y dos horas más tarde, tras haberlo comido. El resultado de la segunda prueba dio como resultado que pudieron caminar 17 segundos más y 11,8 metros más que en la primera prueba.
“Ante la presencia de ateroesclerosis, seguir una dieta adecuada es fundamental para reducir la carga de la enfermedad vascular. Este estudio ha demostrado que el consumo de nutrientes ricos en polifenoles, como el chocolate negro, mejoró la circulación sanguínea de las piernas”, afirma Lorenzo Loffredo, líder del estudio.

EL CHOCOLATE PREVIENE LA OBESIDAD Y LA DIABETES
Una vez demostrado que el chocolate no engorda, que es bueno para el corazón y para el colon, entre otras cosas, una reciente investigación acaba de demostrar que además previene la obesidad y la diabetes tipo 2.

El estudio, que ha sido desarrollado por un equipo de investigadores del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia (EEUU), demuestra mediante un experimento con ratones de laboratorio, que ciertos antioxidantes del cacao -el ingrediente principal de chocolate-, los flavonoides, impiden ganar peso y además bajan los niveles de azúcar en la sangre.

Los ratones fueron sometidos uno a uno a seis tipos diferentes de dietas durante 12 semanas incluyendo los extremos de dieta baja en grasas y alta en grasas. Además cada ratón recibió 25 gramos de cacao por cada kilogramo de peso cada día. Los científicos descubrieron que una dieta alta en grasas combinada con el suplemento del cacao era la mejor combinación para mantener el peso de los ratones y mejorar la tolerancia a la glucosa.

El potencial del chocolate como instrumento para mejorar nuestra salud es mayor de lo que se pensaba, según afirman los investigadores en las conclusiones del trabajo que ha sido publicado en la revista Journal of AgriculturalFood and Chemistry.

MÁS INVESTIGACIONES APUNTAN A LOS BENEFICIOS CARDIACOS DEL CHOCOLATE
Un estudio incluyó el chocolate con leche, pero no probó causalidad
Comer chocolate con leche o chocolate negro con regularidad podría reducir el riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular (ACV), sugiere un nuevo estudio.
Las personas de mediana edad o mayores que comían hasta 3.5 onzas (99 gramos) de chocolate al día parecían recibir beneficios para la salud cardiaca, informan investigadores británicos en la edición del 16 de junio de la revista Heart.
Y la mayoría de las personas del estudio comían chocolate con leche, que en general se considera menos saludable que el chocolate negro porque contiene más azúcar y grasa, anotaron los investigadores.
“Las personas que desean comer chocolate no deben preocuparse demasiado sobre su salud cardiovascular”, señaló el coautor del estudio, el Dr. PhyoMyint, catedrático de medicina de la vejez de la Universidad de Aberdeen, en Escocia. “No encontramos ningún efecto nocivo del chocolate, si quieren disfrutarlo de vez en cuando. La clave es la moderación”.
Aunque el estudio halló un vínculo entre el chocolate y la salud cardiaca, no demostró causalidad.
El equipo de investigación basó sus hallazgos principalmente en casi 21,000 adultos que participaron en un estudio que siguió el impacto de la dieta sobre la salud a largo plazo de 25,000 hombres y mujeres de Norfolk, Inglaterra.
Los participantes fueron monitorizados durante casi doce años, en promedio, y durante ese periodo el 14 por ciento contrajeron una enfermedad cardiaca o un ACV.
Los investigadores encontraron que las personas que comían la mayor cantidad de chocolate (hasta 3.5 onzas) tenían un riesgo un 14 por ciento más bajo de enfermedad cardiaca, y un riesgo un 23 por ciento más bajo de ACV, que las que no comían chocolate.
Entonces, los investigadores reunieron esos datos con los de otros nueve estudios que midieron el consumo de chocolate y la enfermedad cardiaca. El grupo combinado incluyó a casi 158,000 personas.
Ese análisis produjo unos resultados incluso más potentes. Las personas que comían la mayor cantidad de chocolate experimentaron una reducción del 29 por ciento en el riesgo de enfermedad cardiaca, y una reducción del 21 por ciento en el riesgo de ACV, en comparación con las que menos chocolate comían. También tenían un 45 por ciento menos de probabilidades de morir de enfermedad cardiaca, ataque cardiaco o accidente cerebrovascular.
Myint advirtió que los estudios solo observaron a personas de mediana edad y mayores, no a adultos jóvenes ni a niños.
“No sabemos cómo esto afectaría a los niños”, dijo.
Estos hallazgos amplían la creciente evidencia de que el chocolate parece ser saludable para el corazón, apuntó el Dr. Mark Urman, cardiólogo preventivo del Instituto Cardiaco Cedars-Sinai, en Los Ángeles.
“Pero todavía no sabemos con certeza qué parte específica del chocolate, o qué partes del chocolate, podrían estar creando un beneficio para la salud cardiaca”, señaló Urman.
El chocolate contiene grandes cantidades de flavonoides, unos compuestos orgánicos que se cree que tienen propiedades antiinflamatorias, dijeron Urman y Myint.
Pero otros ingredientes del chocolate también podrían ser buenos para la salud, como la leche y los frutos secos, apuntó Myint. Además, el chocolate contiene ciertos ácidos grasos que podrían ayudar a la salud del corazón, dijo Urman.
La mayoría de investigaciones anteriores han mostrado beneficios solo con el chocolate negro, pero este último estudio incluyó a cualquier tipo de chocolate. La mayoría eligió chocolate con leche, encontraron los investigadores.
Myint y Urman advirtieron que este estudio observacional no podía establecer un vínculo causal directo, y dijeron que podría haber otras explicaciones posibles de los beneficios encontrados.
Por ejemplo, los investigadores vieron que las personas que comían chocolate tendían a tener una mejor salud.
“Las personas que consumían mucho chocolate tienden a ser más jóvenes y físicamente más activas, tienden a tener menos diabetes y a ser menos obesas”, apuntó Myint. “Aunque controlamos esas cosas, no podemos estar del todo seguros de que las ajustamos adecuadamente”.
Los hallazgos también dependieron de los informes de las propias personas sobre sus hábitos alimentarios, lo que puede resultar impreciso, dijo Myint.
Finalmente, Urman dijo que las personas no deben depender del chocolate para reducir su riesgo de enfermedad cardiaca o ACV.
“Es importante que forme parte de una dieta general equilibrada y saludable para el corazón”, enfatizó. “En última instancia, no hay una panacea que curará o prevendrá todo. Es un juego de probabilidades, y mientras más se apuesta a favor de uno mismo, mejores son las probabilidades”.

EL CHOCOLATE REDUCE EL RIESGO DE ICTUS
El chocolate es uno de esos alimentos hacia los que suele tenerse amor-odio. Si queremos bajar de peso es uno de los primeros alimentos que nos reducen, sin embargo, sus beneficios para la salud no dejan de sorprendernos cada día: previene el deterioro de la memoria, los problemas con el colon, la obesidad y la diabetes… Ahora, un nuevo estudio afirma que comer chocolate de forma habitual reduce nuestro riesgo de sufrir enfermedades cardiacas e ictus.
Los flavonoides del cacao, que en nuestro organismo tienen propiedades antioxidantes, producen un efecto beneficioso para las células endoteliales que rodean tanto el corazón como los vasos sanguíneos, por lo que son eficaces para todo tipo de enfermedades cardiovasculares.
El trabajo, que ha sido desarrollado por un equipo internacional de investigadores, se basó en una encuesta a casi 21.000 adultos sobre su estilo de vida y su dieta, concluyendo que consumir hasta 100 gramos al día de chocolate protegía el corazón y el cerebro de sufrir enfermedad cardiaca o ictus, reduciendo el riesgo hasta un 11% en comparación con los que no tomaban chocolate. En concreto, para el riesgo de ictus, el porcentaje de riesgo disminuía hasta un 23%. De los encuestados, el 20% afirmó no tomar nunca chocolate.
Una de las conclusiones llamativas del estudio, es que el efecto beneficioso se observó no solo en aquellas personas que consumían habitualmente chocolate negro, sino también en aquellas que tomaban chocolate con leche.
“Esto puede indicar que no sólo los flavonoides, sino también otros compuestos, posiblemente relacionados con la leche, como el calcio y los ácidos grasos, pueden proporcionar una explicación para esta asociación”, sugieren los científicos.
Comer chocolate en el desayuno te ayuda a adelgaz

COMER CHOCOLATE EN EL DESAYUNO TE AYUDA A ADELGAZAR
A primera hora de la mañana el metabolismo corporal es más activo y es capaz de quemar las calorías extra
Los amantes del chocolate están de enhorabuena. Tomarlo como parte de un desayuno equilibrado de 600 calorías, en el que también se incorporen proteínas y carbohidratos, puede ayudar a perder peso. Así lo asegura un estudio de la Universidad de Tel Aviv, que añade que la clave es ser indulgentes por la mañana. A esa hora, el metabolismo es más activo por lo que es capaz de quemar las calorías extra.
Doscientos sujetos obesos adultos, hombres y mujeres, fueron sometidos a un estudio por el que debían estar a dieta y los científicos comprobaron que los que incorporaban galletas o chocolate a su primera comida del día adelgazaban más y mantenían por más tiempo la pérdida de peso.
Mientras la mitad del grupo ingería una dieta baja en carbohidratos con un desayuno de solo 300 calorías, la otra mitad de los participantes desayunaba un total de 600 calorías, con alimentos ricos en proteínas y carbohidratos, incluyendo un trozo de pastel de chocolate. El resultado fue que en 32 semanas el segundo grupo perdió una media de 18 kilos más.
Daniela Jakubowicz, coautora del trabajo, concluye asegurando que el desayuno es la comida que más eficientemente controla los niveles de grelina, la hormona responsable del hambre voraz.

 

Deja un comentario