Reencuentro emocional de la XIX

Nuestro reencuentro leonciopradino no solo es un reencuentro físico en la que distintas partes del globo se comparten las fotos, videos etc. , sino es un reencuentro emocional en la que nuestros sentimientos afloran con fuerza cuando vemos a un hermano y lo abrazamos con fuerza y para los que se encuentran lejos (felizmente ahora ya no hay distancia), es un regalo de vida ver a través de imágenes lo que sucede en cada momento. Hay videos en vivo, fotos al instante y tantas maravillas modernas. Es por ello que compartimos con todos en el mundo. Algunos más fríos nos dicen que bacán, otros, más tiernos, derraman lagrimas de emoción y nos contagian con sus palabras cargadas de ternura.

Ayer desde temprano, en que recalamos en Il Postino por la invitación de Guille Odar para tomar un rápido desayuno y embarcarnos al cole en un minibús, sabíamos que viviríamos un gran día.

Cómo no sentirse feliz de ver llegar a Pedro Patrón y a Ramón Ricardo Rázuri RAmirez que se hicieron presentes allí para estar unos minutos y compartir rápidamente nuestras emociones ya que por razones académicas no podían estar allí. Igual con Abel Contreras que nos comunicó que era imposible estar allí. Eso es sinónimo del afecto promocional. Igual Héctor Pereyra llegó temprano desde Cieneguilla o A Eloy quien con todas las dificultades estuvo acompañado por Violetita nuestra querida hermana. Fue lindo volver a estar con Juancito Coronel  a quien extrañamos siempre y así se lo hicimos saber. Nos ha prometido estar como siempre porque es necesario . Tambien desde la Molina, y esta vez llegó sin agitarse el gran Luchito Ludeña, felizzz de esatr allí. El  gran Chavalillo ( alguien que no se acordaba de su nombre me dijo: el es el que hablaba medio con la lengua trabada.jajaja y le dije ez que es medio ezpañolll). Igual casi no reconozco con su look chivolero a nuestro Jose Rivera Malquii que estaba recontra feliz.y asi poco a poco y felices nos embarcamos en el mini bus parrandero. No importa cuanto seamos, sabemos que estamos todos estemos donde estemos.

Un viaje rápido por la Costa Verde y llegamos a nuestro querido coloso de la Perla. Allí la algarabía fue mayor porque vimos a César Villanueva, Pepito Bendezú quienes en un momento en que nuestra famosa escolta se demoraba ya había conformado con Hector lo que podría ser la nueva escolta chiquita jajaja. Llegó de acuerdo a lo prometido Carlos Dudack muy bien abrigado y acompañado de su hermano. Se puso su corbata y su saco y quedó listo para el desfile.

Asimismo Manuel Salazar Váscones quien feliz de la vida no podía ocultar su inmensa alegría abrazando a todos. Ese es el verdadero encuentro emocional en la que nos abrazamos muy fuerte y nos trasmitimos la energía que tenemos. Algunos mas y algunos menos pero a través de ese contacto espiritual es que seguimos renaciendo siempre. Ricardo González feliz de ver desfilar a la escolta de la promoción de sus hijos que este año en sus bodas de plata entregaron el estandarte.

Que momentos que alegría. Miren y ,como siempre digo, todos estamos presentes y para muestra: Estuvo Patty Woolockt, su hija y nieta felices viéndonos desfilar sabiendo que nuestro gran Pepe Rivera también nos iluminaba. Que cosas nos regala la vida no?

Hay actos que siempre me escarapelan el cuerpo y no lo puedo evitar. Una cuando comienza a sonar la música de nuestro himno y cantarlo. Es una emoción sin par y lo canto, al igual que todo leonciopradino, con fervor, emoción y a todo pulmón. Y la otra cuando paso por el pabellón central. Es que no solo recuerdo con emoción nuestros desfiles sino nuestros primeros reencuentros y hasta hoy se me temblequean las piernas. A propósito, el himno tiene una estrofa cantada. Nuestro Abel Contreras nos envió una nota sobre ello que estará publicado en nuestro libro de Oro. Debíamos presentarlo este agosto pero como aún siguen llegando reseñas debemos aun terminar. El corte será a fin de mes  y la comisión editora les comunicará su lanzamiento

Desfilamos como siempre con nuestra maravillosa escolta en la que pasaran los años y siempre la veremos gallarda, elegante e inigualable. Como estaba filmando, algunos del público comentaban que esa promoción debía ser joven para marchar con esa prestancia y facilidad. Es que llos ensayan, se mantienen en forma todo el año. Paco Fernández no estuvo por que estuvo un tanto delicado de salud pero ya está restablecido.

Al término, previa las fotos de rigor nos enrumbamos al restaurant. En el trayecto el bus con mas hermanos se convirtió en una fiesta. Carlitos Quiroz nos dedicó varios poemas que fueron escuchados con atención y respeto. Estaba feliz el “loquito” y se me prendió porque emulando lo que les digo a veces en el lomito cuando me miraba me decía : “ y a ti que te importa…”

Llegamos y Guille y su esposa nos recibieron con su tremenda afabilidad. Llego el gran Dany Inca Trump con su esposa y nietos quienes felices de ver a su abuelo gringoinka desfilar y divertirse co sus hermanos de vida. Pensar que vimos a su hija antes de casarse y ahora a sus hijos grandotes. ¡Ufff… es nuestro maravilloso camino de hermandad!

REENCUENTRO EMOCIONAL

Nuestro reencuentro leonciopradino no solo es un reencuentro físico en la que distintas partes del globo se comparten las fotos, videos etc. , sino es un reencuentro emocional en la que nuestros sentimientos afloran con fuerza cuando vemos a un hermano y lo abrazamos con fuerza y para los que se encuentran lejos, felizmente ahora ya no hay distancia, es un regalo de vida ver a través de imágenes lo que sucede en cada momento. Hay videos en vivo, fotos al instante y tantas maravillas modernas. Es por ello que compartimos con todos en el mundo. Algunos, más fríos, nos dicen que bacán, otros, más, tiernos derraman lagrimas de emoción y nos contagian con sus palabras cargadas de ternura.

Ayer desde temprano, en que recalamos en Il Postino por la invitación de Guille Odar para tomar un rápido desayuno y embarcarnos al cole en un minibús , sabíamos que viviríamos un gran día.

Cómo no sentirse feliz de ver llegar a Pedro Patrón y a Ramón Ricardo Rázuri RAmirez que se hicieron presentes allí para estar unos minutos y compartir rápidamente nuestras emociones ya que por razones académicas no podían estar allí. Igual con Abel Contreras que nos comunicó que era imposible estar allí. Eso es sinónimo del afecto promocional. Igual Héctor Pereyra llegó temprano desde Cieneguilla o A Eloy quien con todas las dificultades estuvo acompañado por Violetita nuestra querida hermana. Fue lindo volver a estar con Juancito Coronel  a quien extrañamos siempre y así se lo hicimos saber. Nos ha prometido estar como siempre porque es necesario. También desde la Molina, y esta vez llegó sin agitarse el gran Luchito Ludeña, felizzz de estar allí. El  gran Chavalillo (alguien que no se acordaba de su nombre me dijo: el es el que hablaba medio con la lengua trabad ¡jajaja! y le dije “ez que es medio ezpañolll”. Igual casi no reconozco con su look chivolero a nuestro Jose Rivera Malqui que estaba recontra feliz.y así, poco a poco, y felices nos embarcamos en el mini bus parrandero. No importa cuánto seamos, sabemos que estamos todos estemos donde estemos.

Un viaje rápido por la Costa Verde y llegamos a nuestro querido coloso de la Perla. Allí la algarabía fue mayor porque vimos a César Villanueva, Pepito Bendezú quienes, en un momento en que nuestra famosa escolta se demoraba, ya había conformado con Héctor lo que podría ser la nueva escolta chiquita jajaja. Llegó de acuerdo a lo prometido Carlos Dudack muy bien abrigado y acompañado de su hermano. Se puso su corbata y su saco y quedó listo para el desfile.

Asimismo Manuel Salazar Váscones quien feliz de la vida no podía ocultar su inmensa alegría abrazando a todosss. Ese es el verdadero encuentro emocional en la que nos abrazamos muy fuerte y nos trasmitimos la energía que tenemos. Algunos mas y algunos menos pero a través de ese contacto espiritual es que seguimos renaciendo siempre. Ricardo González feliz de ver desfilar a la escolta de la promoción de sus hijos que este año en sus bodas de plata entregaron el estandarte.

Qué momentos que alegría. Miren y, como siempre digo, todos estamos presentes y para muestra : Estuvo Patty Woolockt, su hija y nieta felices viéndonos desfilar sabiendo que nuestro gran Pepe Rivera también nos iluminaba. Que cosas nos regala la vida, no?

Hay actos que siempre me escarapelan el cuerpo y no lo puedo evitar. Una cuando comienza a sonar la música de nuestro himno y cantarlo. Es una emoción sin par y lo canto, al igual que todo leonciopradino, con fervor, emoción y a todo pulmón. Y la otra cuando paso por el pabellón central. Es que no solo recuerdo con emoción nuestros desfiles sino nuestros primeros reencuentros y hasta hoy se me temblequean las piernas. A propósito el himno tiene una estrofa cantada. Nuestro Abel Contreras nos envió una nota sobre ello que estará publicado en nuestro libro de Oro. Debíamos presentarlo este agosto pero como aun siguen llegando reseñas que debemos terminar. El corte será a fin de mes  y la comisión editora les comunicará su lanzamiento

Desfilamos como siempre con nuestra maravillosa escolta en la que pasaran los años y siempre la veremos gallarda, elegante e inigualable. Como estaba filmando, algunos del público comentaban que esa promoción debía ser joven para marchar con esa prestancia y facilidad. Es que ellos ensayan, se mantienen en forma todo el año. Paco Fernández no estuvo por que estuvo un tanto delicado de salud pero ya esta restablecido.

Miren, grabado por la hija de Paco de la Villa quien, pueden escucharla, gritaba con emoción ¡Papiiiii¡¡. Somos únicos

https://youtu.be/2kLENKtVB-U

Al término, previa las fotos de rigor nos enrumbamos al restaurant. En el trayecto el bus con mas hermanos se convirtió en una fiesta. Carlitos Quiroz nos dedicó varios poemas que fueron escuchados con atención y respeto. Estaba feliz el “loquito” y se me prendió porque emulando lo que les digo a veces en el lomito cuando me miraba me decía : “ y a ti que te importa…”

Llegamos y Guille y su esposa nos recibieron con su tremenda afabilidad. Llego el gran Dany Inca Trump con su esposa y nietos quienes felices de ver a su abuelo gringoinka desfilar y divertirse co sus hermanos de vida. Pensar que vimos a su hija antes de casarse y ahora a sus hijos grandotes. ¡Ufff es nuestro maravilloso camino de hermandad…!

Pepelucho

Deja un comentario