El CMLP y la transición hacia una sociedad democrática.

 

 

Gonzalo Casas Lazo I CMLP

En 1943, cuando se creó el Colegio Militar Leoncio Prado, prácticamente no había democracia en el Perú. Las autoridades políticas de turno necesitaban del ejército para mantenerse en el poder. Habían partidos políticos considerados ilegales. En esa época el Ministerio de Educación tenía un programa de Instrucción Pre militar dirigida por un General EP. Esto facilitó para que el CMLP
sea administrado directamente desde el Ministerio de Educación. Había una estrecha coordinación entre los ministerios de Guerra (EP) y Educación. Y cuando se desactivó la Instrucción Pre-Militar, el CMLP pasó a ser administrado como cualquier otro Colegio Nacional de la Región Callao.

En 1945 fue elegido Presidente de la República el Dr. José Luis Bustamante y Rivero, y presidió la ceremonia de egreso de la primera promoción en diciembre de 1946. En 1948 hubo un golpe militar que llevó a la Presidencia al General EP Manuel A. Odría, ex Ministro del Interior del Presidente Bustamante. Las elecciones generales de 1962 fueron anuladas porque había ganado Víctor Raúl Haya de la Torre, de un partido político que no era bien visto por el ejército. Las Fuerzas Armadas asumieron el gobierno por un año. En 1963 es elegido Fernando Belaunde Presidente de la República. En 1968 las Fuerzas Armadas dirigidas por el General EP Juan Velasco Alvarado interrumpió el gobierno de Belaunde. En 1975 el General EP Francisco Morales Bermúdez asumió el mando y facilitó el retorno al gobierno civil. En 1990 es elegido Alberto Fujimori. Durante su mandato disolvió el Congreso y gobernó manipulando las Fuerzas Armadas para sus fines dictatoriales.

También cabe mencionar que hay grupos que creen que la violencia es el único camino para lograr cambios políticos y aprovechan del ambiente democrático para hacer su marketing.

En este contexto no resulta fácil ponernos de acuerdo sobre ¿para qué tenemos la Asociación de Ex alumnos? Algunos piensan que, para unir y/o servir a los miles de leonciopradinos, hay que contar con un local apropiado.

Esta idea podría corresponder a un grupo que tiene los recursos para organizar un “club” que beneficie a sus asociados, idea que podría funcionar si se la administra como tal. En un contexto así es difícil poner en práctica los valores que implica nuestro lema DISCIPLINA, MORALIDAD
Y TRABAJO que fue promovido por nuestro primer Director José del Carmen Marín Arista.

Propongo traducir en acciones concretas las tres palabras de nuestro LEMA, pensando en apoyar el mejoramiento del nivel educativo de los alumnos de nuestro CMLP. Estoy convencido que ese es el camino para construir una sociedad democrática para el bien de los peruanos de hoy y del futuro.

Deja un comentario