Entrevista a Carlos Carrillo Pinto


Hace 14 años fundó la primera agencia de márketing deportivo del país. “Ahora estoy alistando mi primer libro
sobre negocios deportivos y un documental sobre márketing deportivo en Latinoamérica”, dice.

“La transformación digital cambiará el modo de ver deportes” David Hidalgo Jiménez dhidalgo@comercio.com.pe

“En márketing deportivo
Nací en 1978 y soy hincha del Deportivo Municipal. Estudié Periodismo Deportivo en Argentina, Márketing en la UPC y un MBA en la Escuela Universitaria Real Madrid. Paso mi tiempo libre viendo series de Netflix con Karla, con quien me casaré en diez días.Quizá lo recuerde como conductor del programa “El show de goles”, de CMD, hace más de siete años.”

Luis Carrillo Pinto decidió darle un giro a su carrera profesional, se alejó de las cámaras y asumió un rol de estratega para regresar como un referente del márketing deportivo en el Perú, lo que le abrió las puertas para ser elegido participante del demandado programa El Negocio del Entretenimiento, los Medios y los Deportes, en la Harvard Business School (Boston).
Este curso anual, en el que se admite a uno de cada ocho postulantes, reúne a los CEO y ejecutivos de alto nivel de las principales empresas del entretenimiento, innovadores digitales, productores y celebridades del deporte, la música, el cine y la televisión. Este año, la clase tuvo como invitados al jugador del FC Barcelona Gerard Piqué, a la nueva estrella de la NBA CJ McCollum y a la actriz Katie Holmes, entre otros.
—¿Qué significa ser el primer peruano en ser aceptado en este programa?
Primeramente, es fascinante y revelador lo que se viene en el futuro, especialmente en el campo digital con la penetración de los smartphones.
Tener como compañeros de carpeta al líder de márketing de Apple a la derecha y al de You Tube a la izquierda, hablando sobre innovación digital, es premonitorio. Siento que todos viajamos al futuro y resolvimos los errores que se cometen hoy en el mercado, gastando toneladas de dinero en proyectos que no generan conexión con la audiencia ni valor para los auspiciadores.
La disrupción está en explotar las nuevas tecnologías digitales. En el deporte, el 95% de los fanáticos ve los partidos en ‘highlights’ o resúmenes en You Tube, como lo publican los diarios deportivos inmediatamente después de los partidos. Esa es la tendencia. La transformación digital cambiará la forma de ver y comercializar las propiedades deportivas.
—Tuviste como compañeros de clase a Gerard Piqué y Katie Holmes. ¿Cómo eran en clase?
Uno pensaría que por ser grandes estrellas ya no tienen nada que aprender y es todo lo contrario, eran los que más participaban. Cuando llegan a ese nivel de éxito profesional, se humanizan y son personas cercanas y humildes. Con Piqué conversamos varias veces y compartimos nuestras expectativas de la industria porque sabe de la relevancia del mercado latinoamericano.
—¿Qué opinas del mercado del entretenimiento en el Perú, especialmente en el sector deportivo?
Es una industria con muy pocos jugadores y grandes barreras de entrada para los nuevos talentos. Quizá el único que innovó en ese aspecto es Tondero. En la televisión son contadas las productoras que pueden hacer negocios relevantes en coproducción con los canales. Por ejemplo, ninguno de los periodistas deportivos referentes de los últimos 20 años decidió emprender, todos están sujetos a su condición de asalariados de un canal. Por desgracia, hoy tenemos contenidos a la altura de nuestros resultados deportivos y nos hemos ido por el camino fácil. Es la  sin pasión por el deporte. Van a llegar los Juegos Panamericanos y temo que se acabará tanta broma porque nadie está preparado para asumir este gran reto comunicacional.
—Desde la perspectiva de los medios y el márketing, ¿qué te preocupa de los Panamericanos?
Hay un tema clave: la comercialización de los derechos audiovisuales. Aún no se ha firmado con el canal oficial de Lima 2019. Los Juegos son ante todo un negocio donde se implementa una gran organización deportiva para que la TV transmita una señal al mundo, que nada difiere de los últimos JJ.OO. de  Río. Hoy no existe un canal que asuma el compromiso, ni siquiera haciendo un ‘pool’ entre todos los canales para transmitir los 39 deportes, en simultáneo y con resúmenes.
Encima, nuestros periodistas deportivos solo saben de fútbol, vóley y algunos de tenis.
—¿Y entonces cómo se va a solucionar eso?
Vamos a gastar millones de dólares contratando a una empresa extranjera simplemente porque nadie en el Perú tiene los equipos para transmitir, por ejemplo, natación con cámaras debajo del agua o transmisiones con drones para remo. Pero además, el talento no ha sido capacitado al respecto.  Las cámaras van a venir con camarógrafos incluidos y lo mismo los switchers. Pero el problema no termina ahí, como no hay TV a la fecha, tampoco se ha cerrado con algún patrocinador oficial porque las marcas no saben qué cantidad de segundos van a recibir. Para ningún canal los Juegos Panamericanos están en carpeta como prioridad en inversión. Si pensaban que el problema era la infraestructura deportiva, esa es solo la punta del iceberg.

Deja un comentario