“Empresas para todos”

Reflexiones realizadas por Carlos Carrillo Rieckhof, a la luz de un estudio y analisis del libro “Empresas para todos” – hacia un nuevo modelo de capitalismo, de Muhammad Yunos, de Bangladesh, premio Nobel de la Paz

 

 
 

Carlos Carrillo Rieckhof  XI CMLP
Mayor General FAP

En su exitoso libro “Empresa para todos”, en la parte introductoria Muhammad Yunus, premio Nobel de la Paz en el año 2006, nos dice que “comenzó a interesarse por la pobreza porque la veía y la sentía”, era el ambiente crudo y viviente que envolvía a su ciudad natal, Bangladesh. Agrega que, esta feroz y despiadada realidad lo obligó a evolucionar correctamente hacia un activismo social, sin que eso signifique dejar de lado otras actividades relacionadas con su fe y aspiraciones de vida, como la de profesor. Esta metamorfosis resultante de una situación de crisis social y económica se convirtió en un apostolado permanentemente e indefinido para Yunus, es decir, para siempre. Es así que, con el tiempo se aboca a fundar un banco para atender a los pobres.

El premio Nobel de la Paz, buscaba la creación de un ente bajo la concepción de un nuevo modelo económico de economía de mercado, diferente al neoliberalismo o como llamaban algunos “capitalismo salvaje”, sino aquel cuyos agentes económicos o empresas no buscan el lucro económico sino el interés colectivo y humanitario, es decir, una empresa social, que constituya un nuevo tipo de organización que posibilite resolver los problemas que ocasiona, por ejemplo, el cambio climático, que acabe con el egoísmo individual que caracteriza a la empresa capitalista que solo busca utilidades, así como, dar una solución adecuada a los problema sociales como la pobreza, el desempleo y la falta de servicios básicos a los pobres, esa es la concepción de Yunus.

Muhammad Yunus, breve biografía

Bangladesh Muhammad Yunusuhammad Yunus
(Chittagong, 28 de junio de 1940), es un banquero y economista
de Bangladés. Es el desarrollador del concepto de microcrédito
(ideado por el pakistaní Dr. Akhter Hameed Khan). Los microcréditos
son pequeños préstamos concedidos a personas humildes que no pueden
solicitar un préstamo bancario tradicional. Fundador del Banco Grameen,
 
fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1998,
Premio Internacional Simón Bolívar en 1996 y con el Premio Nobel de la Paz de
2006 “por sus esfuerzos para incentivar el desarrollo social y económico desde abajo“.[1]

Bangladesh, se independizó recién durante los años 70, desde décadas atravesaba por una situación espantosa y violenta, de pobreza extrema. Había sido avasallada y destruida por el ejército paquistaní, a eso se le agregan las permanentes sequías, inundaciones y desastres naturales. Una situación desesperada, agobiante, que desmoralizaba a millones de personas que vivían en una frustración permanente.

Los desolados pobladores de Jobra-Bangladesh. Los menesterosos y famélicos pobres vivían allí sus depresiones, desilusiones y desesperanzas. La codicia, la avaricia y el lucro reinaban en los transacciones especulativas de los financistas usureros; Yunus pone como ejemplo, el caso de una pobre mujer, que había hecho un préstamo de solo 8 takas (equivalente a unos 10 centavos de dólar), le aplicaban un interés de 10% semanal, además sus productos procesados y finales, estaban obligados a venderlos a través del mismo prestamista, quien ponía precio y condiciones de venta. Prácticamente, la persona se convertía en un esclavo del sistema, en un títere de un mercantilismo usurero.

Muhammad Yunus trataba de buscar todas las formas posibles para convencer a las instituciones que ampliaran su cobertura de servicios financieros atendiendo a la gente pobre de Jobra; sin embargo, el banco argumentaba que la gente no reunía los requisitos indispensables para calificar, no tenían un patrimonio legal de respaldo y no contaban con garantes. Es así, que los pobres eran rechazados. Fue entonces que Yunus se ofreció como garante o fiador de los pobres avalando con su patrimonio el monto de cada préstamo que soliciten; además, logró persuadir al banco para que los aldeanos no tengan la obligación de ir al banco a cancelar sus compromisos, sino más bien que personal del banco se constituya a la vivienda del deudor para cobrar la cuota correspondiente. La gente, especialmente las mujeres que lideraban los hogares eran extremadamente puntuales en sus pagos, no existía la mora en estos casos. Fue allí que vio la posibilidad de expandir también el programa con las mismas características a los demás bancos de la localidad.

Con el tiempo Yunus pudo comprobar que era necesario que los pobres respondan directamente por sus obligaciones sin depender del tutelaje financiero, por lo cual se vio en la necesidad de crear un banco exclusivamente para los pobres, lo llamó Grameen Bank, que quiere decir “banco aldeano”. El servicio se extendió masivamente como “efecto dominó”, es así, que en la actualidad el Grameen Bank es un banco de nivel nacional y cuenta con cerca de 9 millones de prestatarios, de los cuales la casi totalidad son mujeres. Se ha comprobado, que las mujeres de Bangladesh eran gente organizada, no solo en labores domésticas del hogar, sino también emprendedoras que contaban con la fuerza y las ideas para generar ingresos para el gasto familiar, independientemente de los ingresos del marido, de esa manera, su aporte al presupuesto del hogar fue decisivo. En términos de resultados aportaban más que los varones.

Yunus, el banquero de los pobres
Del verbo latino credere (“confiar”) proviene nuestra palabra “crédito”.
El mundo sólo da crédito a los que ya poseen. El economista de Bangladesh
Muhammad Yunus, con su “Banco para los pobres”, sólo se lo da a quienes
no poseen. En cuestiones de dinero, el mundo confía únicamente en aquellas
personas que ya tienen dinero. Muhammad Yunus, Premio Nobel de la Paz
2006, otorga plena confianza a quienes nada tiene, liberando así en ellas una
asombrosa creatividad y creando el exitoso modelo de un nuevo empresariado
social. Gracias a su labor pionera, más de 100 millones de personas sin recursos, sobre
todo mujeres, se han convertido hasta el momento en empresarias. Yunus ha abierto
a los más pobres el acceso a una protección social, a la electricidad y a los medios modernos de comunicación; en suma, a una vida de esperanza.

Las colocaciones actuales del banco a sus potenciales clientes son del orden de los 100 millones de dólares mensuales, siendo en su totalidad préstamos sin garantías y de un aproximado por deudor de  200 dólares en promedio. Su mercado objetivo está conformado por la gente más pobre de Bangladesh, inclusive hubo la necesidad de extender los servicios a los mendigos, quienes prefieren crecer y estabilizarse económicamente con las rentabilidades y buen uso de los servicios bancarios, que vendiendo mercadería de ínfima calidad, productos diversos y víveres que obtienen con el producto de las caridades. Esto fortalecía la autoestima, Se cuenta con cerca de 120 mil mendigos integrados al sistema bancario, nos describen Muhammad Yunus en la parte introductoria de su libro.

Con el desarrollo y crecimiento permanente del banco, en la actualidad, Yunus se vio en la necesidad de extender los servicios en actividades de desarrollo, como es el fomento de la Educación, mas de 50 mil estudiantes tienen la oportunidad de financiar a costos financieros muy favorables sus estudios en escuelas de ingeniería, medicina y economía. El banco es financieramente independiente, genera los recursos propios para cubrir sus gastos. Está sujeto a las regulaciones legales bancarias que rigen a través de los organismos reguladores del país. La totalidad de la masa capital disponible para préstamos proviene de los depósitos. Es por tal razón, que los prestamos son de montos relativamente pequeños, pero en base a la “economías de escala” dada la gran cantidad de usuarios. Es la idea del microcrédito o entidades de microfinanciamiento. El programa del banco se ha globalizado y ha sobrepasados las fronteras de Bangladesh, tan es así, que en la ciudad de Nueva York abrió su primera sucursal a la que llamaron Grameen América, sin embargo, actualmente se ha extendido en varias localidades estadounidenses como Broklyn, Nueva York, Omaha, Nebrasca y San Francisco California.

Según Yunus, la pobreza no es una enfermedad, tampoco es producto de ninguna impotencia o atrofia mental que hace incapacitada a la gente, este criterio es compartido por muchas personas. Hay un circulo vicioso de la pobreza que no la originan los pobres, ésta se crea por la desigualdad en la distribución del ingreso, por la falta de oportunidades a la educación, al empleo, a la salud, a la seguridad social y la existencia de una brecha monetaria, social y digital. Si bien con el ingreso en los países disminuye la pobreza, esa capacidad no sucede en Bangladesh, donde la pobreza es estructural y de raíces profundas. Durante años nos tuvieron alienados con la sentencia de que el mercado lo arregla todo, que no existe otra alternativa que haga frente a la empresa privada tradicional como motor del desarrollo, y los hemos aceptado como un dogma, nadie pedía explicaciones, conviene tener un pueblo inculto para que no proteste. Se creó toda una corriente de prestamistas agoreros y especuladores.

Mapa geográfico de Bangladesh
La Unión Europea República Popular de Bangladesh[] es un país ubicado
en el sur de Asia. Su territorio se encuentra rodeado casi por completo por
la India, a excepción de una pequeña franja al sureste donde limita con
Birmania. Geográficamente, el país se sitúa en el terreno fértil del delta
del Ganges, por lo que está sujeto a las inundaciones anuales provocadas
por los monzones y los ciclones. Junto con la provincia india de Bengala
Occidental

Durante la crisis financiera internacional que comenzó en los Estados Unidos en el 2008, el sistema financiero, es decir los bancos más poderosos del mundo estaban quebrados, colapsados financieramente, tuvieron que ser rescatados por el gobierno norteamericano, mediante ingentes cantidades de dinero e inyecciones de capital, por eso se decía que “Keynes había vuelto”, sin embargo, los proyectos en marcha relacionados con los microcréditos como el Grameen Bank seguían fuertes, creciendo consistente y geoeconómicamente, debido a su mercado de apoyo a la gente pobre y emprendedora y a las microempresas que eran excelentes sujetos de crédito.

Como lo menciona Yunus, la situación de pobreza no es consecuencia ni creación de los pobres, son las circunstancias del tiempo vivencial de la gente, que ven avasallados su crecimiento y desarrollo por un contexto que lo ha atrapado irremediablemente, por en Estado que lo abandonado a su propio destino y lo tiene congelado en tiempo sin que tenga acceso a los mínimos privilegios de modernidad. El hombre llega al mundo con sus capacidades para desarrollarse, pero requiere de un impulso, de un apoyo que lo lance al logro de un mínimo de bienestar. Algunos logran zafarse del pantano de miserias en que vive y busca construir su destino a base de mucho esfuerzo, otros, la mayoría, permanece en el hoyo profundo de las miserias y desgracias. Nunca llegarán a conocer lo que significa contar con servicios básicos esenciales, con una vivienda, un empleo y una familia a quien educar para que sean diferentes a él. Permanecen en la más absoluta oscuridad mental y física. Jamás serán explotados en sus condiciones para que rindan y produzcan. La pobreza es una perversa categoría de naturaleza artificial impuesta al hombre, que se introduce desde las externalidades en las adentruras del espíritu de los hombres y lo convierten un paria de la sociedad en que vive. Es hora de que la pobreza solo quede en la memoria de las gentes y solo pueda ser vista en los Museos de Pobreza. La pobreza limita el crecimiento de la gente, son como los árboles bonsái, vienen con capacidades innatas pero su crecimiento es de muy baja altura.

¿Qué entendemos por empresa social?

La pobreza es un estilo y un modo de vida. Tiene muchas características. La pobreza debe ser analizada desde una perspectiva multidisciplinaria, ya que implica una transformación de una situación de miseria estructural hacia una condición de acceso a los microcréditos, para luego conducirse hacia una faceta de mayor desarrollo, mucho más amplia. Se trata de una transformación estructural de la arquitectura de un modelo de economía de corte neoliberal, que ha demostrado con sus fallas de mercado que conduce a la pobreza a gente más menesterosa. Es por eso, que la creación de una empresa social de naturaleza humanitaria y cooperante constituye el centro del libro “Empresa para todos” de Muhammad Yunus, conducente “Hacia un nuevo modelo de capitalismo que atienda las necesidades más urgentes de la humanidad.

Yunus y su concepto de empresa social
Después de El banquero de los pobres y de Un mundo sin pobreza,
Yunus dedica esta obra a explicar el concepto de las empresas sociales,
su puesta en marcha y el mantenimiento de las mismas. Las empresas
sociales son un modelo de empresa innovador que fomenta la idea de crear
negocios para ayudar a resolver algún problema social y no para maximizar los
beneficios. El objetivo de este modelo no es otro que hacer frente a las necesidades
más acuciantes de la humanidad, sobre todo a la pobreza. Todas y cada una de las
empresas sociales crean empleo y buenas condiciones de trabajo. Naturalmente Yunus aborda
una patología social específica, como la falta de escuelas, de atención sanitaria y de alimentos.

Agrega Yunus que, la crisis financiera viene a ser solo una modalidad de las muchas formas de crisis por las que atraviesa la humanidad. Es así, que tenemos las crisis alimentarias que mayormente son producidas por los cambios climáticos, con sequías e inundaciones que hace se pierdan las cosechas originando la escasez de alimentos y el alza del costo de los mismos, igualmente, la falta de una política pública de apoyo al sector agropecuario con créditos blandos, facilidades para obtención de fertilizantes, una política de uso de agua, etc., también incide en la carestía de los alimentos.; luego tenemos las crisis energéticas, por la escasez y alza del precio del petróleo, fundamentalmente originado por los conflictos en el Medio Oriente, así como el agotamiento de este estratégico recursos natural. Los países no implementan una matriz energética según las ventajas comparativas que poseen, importan energía a costos elevados, se recurre poco a la energía eólica o al empleo de paneles solares, además que la construcción de centrales hidroeléctricas se ven trabadas por conflictos sociales con las comunidades nativas del lugar de explotacion del recurso, además, de las ONG anti mineras y anti energéticas, que abundan en todos los paises, que carecen de normatividades de consultas previas a la inversión. Luego tenemos las crisis de servicios de salud a la población, el 80% de la población mundial carece de atenciones médicas y de seguridad social. La pobreza masiva mundial surge de la misma raíz, del origen de la base estructural que es consecuencia de un modelo de mercado teórico que ha fallado debido a un individualismo, a un egoísmo que busca como objetivo primario la obtención de utilidades que es la esencia del modelo capitalista.

Los cientistas sociales en especial los economistas, han construido sus teorías sobre gestión empresarial, todas ellas conducen a buscar la eficiencia y maximizar los recursos materiales, humanos y financieros para obtener la máxima utilidad para sus propietarios y accionistas. Los seres humanos son seres egoístas, pero también son altruistas. Esta dualidad coexiste en los seres humanos, buscan la eficiencia de sus productos, lo que se conoce modernamente como responsabilidad social empresarial. Aunque el altruismo no representan ningún papel significativo en la economía.

En este contexto Muhammad Yunus tiene la visión de dos clases de empresas, una de ellas de naturaleza personal, y la otra, como unidad económica creada para colaborar con las necesidades básicas de los demás. A esta última entidad, concebida sin ningún interés de lucro económico, sino con el fin de proporcionar servicios y productos a la población de pocos recursos, logrando el equilibrio de sus ingresos y gastos, es lo que se conoce como empresa social.

Se requiere desbloquear las estructuras mentales de las personas que ponen en el centro de su criterio personal racional así como en la conciencia colectiva de la gente, el ánimo de lucro, como piedra angular de todo emprendimiento. Existen muchos organismos internacionales que financian los programas sociales, tambien tenemos las ONGs filantrópicas, como ejemplo, solo en los Estados Unidos se recaudan anualmente el monto de 1.1., millones de millones de dólares para programas sociales destinados a religión, salud, fomento del empleo, educación, Se hace necesario que parte de ese financiamiento sea destinado a financiar empresas de naturaleza social.

Existen filántropos acaudalados – como Bill Gates y Warren Buffet – ellos aportan no solo dinero, sino también lo hacen con mediante tecnología, con ideas para innovar, para crear, aportan programas, capacitación, entrenamiento en el manejo de redes, transferencia tecnológica, toda su experiencia vital y otros mecanismos y bases para crear empresas sociales. Sería bueno que un parte de esos fondos donados que el gobierno aplica para en financiamiento de programas gubernamentales de naturaleza social, sean también aplicados en la creación y fomento de empresas sociales.

No es utopía, el alfo que sucede

Para conocer la teoría, los argumentos, la ejecución en términos de gestión de la empresa social es necesaria una demostración práctica. Es así, ue Muhammad Yunus empezó a organizar y poner en funcionamiento empresas sociales en Bangladesh.

La primera empresa creada por Yunus fue en el año 2005, en conjunto con la compañía lechera francesa Danone, fundó la empresa Grameen Danone que fabricó un yogur con nutrientes adecuados para combatir la nutrición infantil, su rentabilidad social se mide no por la cantidad de yogur producida, sino por los niños que han escapado de mal nutrición al ingerir este alimento dietético, resultados que inmediatamente fueron conocidos en el mundo.

Luego Yunus formaliza una empresa social conjunta con Violín, un emporio industrial francés para producción de agua potable, formándose la Grameen Veolia Water Company, importante proveedora de servicios de agua, recurso que actualmente es considerado como un derecho humano, pero del que carecían las aldeas de Blangadesh, desde esa entidad, proporcionan ahora el liquido elemento lo que representó un avance en la preservación de la salud, y la disminución de enfermedades infecto-contagiosas por contaminaciones.

Otro gran logro para el bienestar de la aldea en Bangladesh fue el acuerdo de riesgo compartido que Grameen constituyó con la gran corporación alemana BASF, para producir toldillos antimosquitos químicamente tratados. Este producto importante, fue posible ponerlo al alcance de los pobres quienes se vieron protegidos de insectos y mosquitos algunos venenosos que constituían un peligro para la gente, además que facilitaba el descanso nocturno.

Conjuntamente con la gran empresa Intel Corporation Yunus formó la Grameen Intel cuyo objeto principal fue utilizar tecnologías de información y comunicación con la finalidad de inducir conocimiento científico. Esta iniciativa fue el comienzo para que Bangladesh con el tiempo y en la actualidad sea un exportador de software y de programas computarizados; en este caso, Yunus tuvo la meta de crear apasionantes tecnologías nuevas al alcance de los aldeanos pobres. Por otro lado, Grameen conjuntamente con Adidas implementó un programa destinado a producir zapatos accesibles a la gente de menor ingreso, el propósito era asegurarse de que nadie, niño o adulto, vaya descalzo.
Otra compañía de Grameen fue la constituida con Otto GmbH, líder mundial en el negocio de compras por correo. Otto-Grameen planea establecer en Bangladesh una fábrica de ropa para emplear personas consideradas económicamente marginales, entre ellas madres solteras y discapacitados.

Muchas empresas que desarrollan proyectos factibles, están en camino de constituirse en empresas sociales. Es reconocido que una empresa social funciona sin la presión de los propietarios y accionistas que buscan a como de lugar obtener la máxima rentabilidad de su inversión, quizás en esta libertad empresarial haya más oportunidades de inversiones, sin embargo, la inversión en una empresa social genera más oportunidades de trabajo para la gente activa, pobre y además desocupada. En un mundo donde impera una economia de mercado, en la que las utilidades y la rentabilidad de los factores productivos son un apostolado, resulta más difícil la generación de empleos, porque el análisis de costos los elimina naturalmente y si existen nuevas plazas, no serán en la proporción a la empresa social.

La compañía Grameen Heathecare de Bangladesh, viene desarrollando un programa sobre la base de una experiencia piloto en las jefaturas sanitarias de salud de las aldeas. Su ámbito de acción se ha reducido inicialmente, a lo prioritario y esencial, es decir a la prevención de la salud, mediante servicios de diagnósticos de enfermedades, análisis de indicadores de salud, seguros médicos y educación sanitaria. La entidad cuenta con un sistema de costos y servicios mínimos y cuenta con un punto de equilibrio de servicios aceptables de atención de salud, lo que ha posibilitado puedan integrase al sistema la totalidad de las aldeas, inclusive las más pobres. También tiene previsto la creación de escuelas de enfermería y para el futuro muy próximo, se cuenta en agenda con la fundación de una Universidad de Ciencias y Tecnologías de la Salud.


Tráfico intenso en Bangladesh.
Transporte publico en Bangladesh. Pobreza.  Densidad
impresionante de personas que quieren desplazarse en un
servicio publico de transportes. Miseria y falta de bienestar, Desigualdad
frente a paises de la región.

Una empresa social constituye la mejor forma de organización para poner en práctica y extender a la población los servicios de tecnología de punta tal como lo tienen otras sociedades contemporáneas. La tecnología constituye el mejor camino para desarrollar y extender el conocimiento moderno y es además el vehículo natural para alcanzar el crecimiento permanente y un desarrollo sostenido; también un medio de integrarse al mundo globalizado y poder apreciar y con el tiempo y disfrutar del modernismo y bienestar que brindan los servicios básicos, acabando de esa manera con la pobreza extrema, digital y social. Un modelo neoliberalista que margina a las personas que carecen de un mínimo patrimonio monetario y cultural, no puede ofrecer esta opción a la gente pobre emergente.

Los analistas, la gente preocupada e interesada en el desarrollo de sus pueblos buscarán aplicar las estrategias empresariales necesarias para enfrentarse y dar solución a los problemas más complicados que enfrenta la sociedad de Bangladesh, y esto se podrá hacer con la empresa social, la que siempre deben estar presta para encontrar fuentes de financiamiento interno e internacional, de organismos multilaterales mundiales con préstamos por objetivos, sin reembolso. Asimismo, crear conciencia en la población y comprometerlos para que apoyen bajo la filosofía social que “salir de la pobreza es tarea de todos”, esto permitirá, salir de los problemas más críticos por los que atraviesa una sociedad, como : la desocupación, el desempleo, la desnutrición, la carencia de servicios básicos como la vivienda, salud, agua potable e infraestructura comunitaria, atención a la vejez, erradicación de la drogadicción, delincuencia y la creación de programas especiales para la atención de discapacitados.

El apoyo de la población y el fomento del gobierno así como de los poderes de Estado desempeñan un rol fundamental en el sostenimiento de estas empresas, deben crear en la ciudadanía las condiciones propicias para su desarrollo, es decir, mediante la dación de una legislación apropiada para su crecimiento y mantenimiento de acuerdo con el espíritu de su filosofía. Asimismo, crear los organismos paraestatales con la debida asignación presupuestal, para que regulen el funcionamiento de las empresas sociales con la transparencia y la claridad correspondientes. Se necesita de una nueva concepción en el pensamiento económico, para que en el corto plazo la empresa social se convierta desde la perspectiva de un proyecto bien intencionado, de una idea social y humanitaria, a una situación real con instituciones debidamente articuladas y organizadas con un objetivo común: el servicio social a la población de Bangladesh, que sirva de ejemplo a otras regiones del mundo.

Como lo señala Muhammad Yunus, en el resto del libro explica mejor la teoría social contando historias de algunas empresas que ya estan funcionando.

Surco, 01 junio 2017,

Deja un comentario